Blog

¿Tienes que dejar tu trabajo para emprender?

¿Tienes que dejar tu trabajo para emprender?

La gran pregunta de los futuros emprendedores con obligaciones y responsabilidades tanto familiares como económicas, es si deben dar el salto y dejar su actual trabajo para dedicarse “full time” a su nuevo proyecto, o pueden continuar con su trabajo por cuenta ajena y crear su idea y comenzar en paralelo su negocio.

En este post te explicaré cómo es posible compatibilizarlo en función del modelo de negocio que quieras crear, y te contaré opciones y posibilidades disponibles hoy en día que te facilitarán la labor de compatibilizar tu actual trabajo con tu proyecto emprendedor.

La gran duda

El escenario es el siguiente: Ya tienes una idea, has encontrado la forma de reinventarte y te levantas cada mañana motivado y con muchas ganas de comenzar a crear y a dar forma a tu negocio.

Lo ideal sería disponer de todo tu día para trabajar en tu proyecto y arrancarlo cuanto antes, pero entonces te surgen preguntas ¿Dejo mi actual trabajo ya? ¿Y si no funciona? ¿De qué voy a vivir hasta que mi proyecto sea rentable? ¿Y si tarda más de lo que he calculado?

Primera respuesta: El tipo de negocio

Uno de los factores que te darán una respuesta a si tienes que dejar tu trabajo por cuenta ajena es el tipo de negocio que hayas decidido crear. Obviamente, si quieres dedicarte al comercio convencional (una tienda física) o servicios de restauración, no te quedará más remedio que dejar todo y dedicarte de lleno desde el momento cero a tu negocio, pero en TuOpciónB se apuesta por negocios que te permitan conseguir tu estilo de vida ideal, no aquellos que te esclavizarán para siempre o que requieran una gran inversión de dinero para poder delegar y conseguir esa libertad de horarios con la que tanto has soñado.

Esos negocios que te acercarán a tu ideal, son aquellos basados en tu conocimiento o habilidades y con Internet como principal medio de difusión y ejecución. Esto SÍ TE PERMITIRÁ crearlo en paralelo con tu actual trabajo y poder valorar cuándo dar el salto definitivo.

Tal y como te cuento en mi ebook Aprende a Emprender, existen modelos de negocio que podrás compaginar con tu actual trabajo, lo único que te requerirá para empezar es un esfuerzo inicial y una correcta y optimizada planificación de tu tiempo, que será el recurso que más necesitarás al emprender.

Comprométete con tu proyecto

Crear tu negocio mientras mantienes tu trabajo es una solución inteligente y minimiza muchos riesgos, además es una forma suave de realizar el cambio de vida de trabajador por cuenta ajena a ser tu propio jefe.

Esta ventaja es muy interesante para continuar ingresando dinero todos los meses hasta que tu proyecto tome fuerza y comience a ser rentable, pero no debes caer en el error de considerar tu proyecto como un hobby más que como tu nueva forma de vida y ante cualquier dificultad, cambiar tus prioridades y entrar en un estado de procrastinación, que es el mayor enemigo del emprendimiento.

Debes comprometerte al 100% con tu negocio, salir de tu zona de confort y no perder tu foco ni el porqué de tus metas para obtener los resultados que buscas.

No te voy a engañar, emprender mientras trabajas en otra cosa requiere un gran esfuerzo, por supuesto que será un esfuerzo que tendrá su compensación en el futuro, pero debes mentalizarte y no perder tu foco.

Hay muchas personas que mientras trabajan han cursado un MBA, un máster, han terminado una carrera o aprenden idiomas y se certifican. Estos ejemplos no son más ni menos duros que emprender un negocio, simplemente SE PUEDE HACER.

Donde y cuando quieras

Emprender un proyecto en la nube tiene muchas ventajas que te permitirán realizar tareas en los horarios y momentos del día que tú decidas.

Los costes son enormemente más reducidos y los trámites mucho más sencillos que en cualquier negocio físico u offline, no necesitas personarte en ningún sitio ni presentar papeles. Todo lo que necesitas para dar forma a tu idea lo puedes hacer sentado delante de tu ordenador a cualquier hora del día o de la noche de lunes a domingo, por lo que aprovechando estas ventajas puedes planificar tu tiempo y crear un timing para llevar a cabo todas las acciones necesarias para empezar.

No descuides a las personas

No olvides que tras esa euforia de la reinvención y la ilusión de comenzar tu nueva vida profesional “sin jefe” mientras trabajas de 9 a 18, existe un entorno de personas importantes en tu vida que no debes descuidar.

Es inevitable que durante el tiempo que tardes en formarte, validar tu idea y crear tu proyecto, tengas que realizar un esfuerzo extra y sacrificar tiempo de ocio y más de un plan divertido, pero ten presente que las personas tienen que ser lo primero, la familia y los amigos deben seguir siendo una prioridad y el tiempo que pases con ellos, aunque sea poco durante ese periodo, tiene que ser de calidad.

Y cuando arranque mi proyecto, ¿Cómo lo puedo compaginar?

Si tu nueva vida profesional se basa en los servicios online como por ejemplo traductor de textos, creador de contenidos, nutricionista, coach, terapeuta, etc., no tendrás problema en atender a tus clientes en horas menos convencionales y será perfectamente compatible con tus horarios.

Esto es una gran ventaja, ya que cuando veas que el volumen de clientes aumenta y analices la rentabilidad del negocio, tendrás la seguridad de que puedes dedicarte definitivamente a ello y por fin dejar ese trabajo que tanto tiempo y energía te consume para ser una persona libre.

Si tu modelo de negocio requiere un contacto más cercano y en ocasiones cara a cara con tus clientes, bien sea porque debes atender alguna llamada telefónica de preventa o reunirte con ellos porque así lo requiere tu actividad, dispones de recursos que pueden ayudarte mucho durante tus horas de trabajo por cuenta ajena.
Actualmente existen asistentes virtuales que pueden contestar llamadas de teléfono, responder emails y atender solicitudes de tus clientes, también existen centros de negocios en todas las ciudades y muchas poblaciones donde puedes alquilar por horas despachos o salas de reuniones de distintos tamaños para reuniones presenciales, clases, terapias o lo que requiera tu actividad.

Cualquier otro negocio que se base en la venta de productos digitales, programas de afiliación, publicidad, etc. No requiere ningún tipo de presencia ni contacto directo, por lo que será perfectamente compatible con tus horarios y obligaciones diarias.

¿Qué te parece?

Como ves, es posible dar forma a tu nueva vida profesional sin abandonar tu fuente de ingresos, familia y amigos.
Si eres capaz de mantener tu foco en todo lo que en el futuro te supondrá trabajar sin jefe y con la libertad que aporta Internet en los negocios, podrás conseguirlo.

¿Cuándo empiezas?

Espero todas tus dudas en los comentarios.

Fotografía: Designed by Bedneyimages / Freepik

Agus MG

Sobre el autor de este post

Soy un emprendedor que cree firmemente que Internet puede abrirte muchas puertas sea cual sea tu modelo de negocio.
Ahora quiero compartir todos mis conocimientos de una década creando ideas, para que puedas hacer realidad tu proyecto profesional.

Agustín Martín García

Accede ya al libro Aprende a emprender

Emprender en Internet
Claves, ideas, consejos prácticos y modelos de negocio para emprender con éxito

Aviso legal y Privacidad de tus datos. Tu email estará seguro, no lo compartiré con nadie. 100% libre de spam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *